Cómo desarrollar la inteligencia emocional en adultos

/ / Blog, Superación personal. Motivacion

Cuando pensábamos que el más inteligente era el que mejores notas sacaba en el instituto, resulta que ahora existen varios tipos de inteligencia. Una de ellas, y de las más importantes, es la llamada inteligencia emocional. Si alguien quiere volverse más listo puede empezar leer libros de divulgación, pero ¿cómo desarrollar la inteligencia emocional? Hay formas de hacerlo, aquí hemos seleccionado las más eficaces.

Cómo desarrollar la inteligencia emocional

Antes de nada, conviene tener claro lo que significa inteligencia emocional (IE). Según los expertos, la IE mide nuestra capacidad para percibir nuestras propias emociones, así como las emociones de los demás, y para gestionarlos de una manera productiva y saludable.

Durante todo el día experimentamos diferentes emociones. Sin embargo, muchas veces no somos conscientes de ellas y las mantenemos en un segundo plano. Así que lo primero es sacar esas emociones a la palestra, identificándolas en cuando surjan. Muchas veces es algo sencillo, porque pueden asociarse a síntomas corporales (respiración rápida, opresión en el pecho, corazón acelerado…).

Dicen que solo existen cuatro emociones básicas: alegría, tristeza, miedo y enfado, y todo el resto se crean a partir de ellas. Incluso las emociones más complejas proceden de una de las básicas, y es necesario descubrirla para entender cómo te estás sintiendo y por qué.

A la hora de analizar tus emociones, hazlo fríamente. No hay emociones buenas o malas, por lo que no debes sentirte culpable por sentir ciertas cosas. Simplemente trata de llegar hasta el fondo y descubrir por qué te sientes así.

Tus emociones influyen, y mucho, sobre la forma en la que reacciones a cualquier situación. Por eso, identificar cómo te sientes en cada momento te ayuda a comportarte. Imagina que estás discutiendo con tu pareja. Si permaneces atento a tus emociones puedes descubrir que te estás enfadando (la emoción primaria es enfado) y, en ese momento, reconducir la situación.

Una vez que sepas identificar y controlar tus propias emociones te será mucho más fácil identificar las de los demás y adaptarte a ellas. En definitiva, podrás ponerte en su lugar. Eso te convertirá una persona simpática.

¿Crees que has mejorado tu inteligencia emocional? Según los expertos no somos muy buenos evaluando nuestro propio nivel de IE, por tanto es mejor que le pidas a alguien que te de proporcione una visión imparcial sobre ti mismo.

Esta es la teoría sobre cómo desarrollar la inteligencia emocional en adultos. ¿Sabes lo que viene ahora? En efecto, solo te queda ponerlo en práctica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *