Caminata Metabólica Ritual Detox

tyler-nix-VZEj0iepzKA-unsplash
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Hoy queremos presentarte un Ritual que cambiará y mejorará tu vida para siempre. Lo que nos apasiona de este Ritual es que está al alcance de todos los bolsillos porque es gratis. Todos podemos despertarnos media hora antes en nuestro día a día. Por encima de todo, tiene tantos beneficios de salud y bienestar mental que, si quieres puedes. Estamos hablando de la caminata metabólica. En sencillas palabras la idea es andar todos los días entre media hora y una hora. Por donde vivas. Cuanto mas en la naturaleza mejor. Te despiertas, te pones las zapatillas y te echas a andar. La idea es que lo hagas en ayunas para favorecer la activación de tu metabolismo y todos los beneficios derivados de esto.

La idea del ayuno va mas allá dado que como te comentamos en otro post y en nuestro ebook de Rutual Detox BestMe lo ideal es que estés en un ayuno intermitente durante la mañana. El ayuno intermitente es un proceso con muchisimos beneficios para tu vida que te recomendamos aplicar. Te animes o no al ayuno hasta media mañana, lo que si es importante que recuerdes es que la caminata metabólica es en ayunas. Queremos que el organismo se active de manera especial y no es muy interesante darle trabajo al sistema digestivo antes de salir. Igual eres un amante del desayuno, pero te recomeindo que lo pruebes dado que te hará mas fuerte, libre y serás consciente de que desayunar lo primero del día te resta energía aunque a priori te parezca una locura.

Volviendo a nuestra camintada metabólica puede que los primeros días no sea fácil, como todo nuevo hábito, pero te aseguro con la mano en el corazón que cambiará tu vida de manera radical y para siempre. Algo muy interesante es que puedes hacerlo estés donde estés. En tu residencia habitual o de vacaciones. Si estás fuera trabajando o sea cual sea la circunstancia cambiante. Siempre se puede salir a andar. La caminata metabólica es parte del Ritual Detox de BestMe. La idea es que caminar en ayunas a paso ligero y a poder ser subiendo cuestas te aportará muchisimos beneficios para tu salud, profesión, familia y una inumerable lista que podrás dilucidar en cuanto leas los detalles a continuación. Sin mas dilación, vamos a ello.

¿Cómo caminar aumenta el metabolismo?

Caminar es un método eficaz y de bajo impacto de ejercicio cardiovascular. Es importante tener en cuenta la intensidad y el nivel de inclinación al caminar para medir la efectividad en tu metabolismo. El metabolismo es un proceso en el que sustancias como los alimentos se descomponen y se utilizan para obtener energía. Cuando se trata de caminar, cuánto aceleras tu metabolismo depende de tu esfuerzo personal. Al caminar, aumentas tu metabolismo con un mayor grado de velocidad, resistencia e inclinación.

Tu metabolismo quema calorías (proteínas, carbohidratos y grasas) para mantener sus niveles de energía durante una caminata. Al aumentar tu esfuerzo personal al caminar, tu cuerpo aumenta su demanda de energía, lo que aumenta tu metabolismo. Caminar enérgicamente cuesta arriba o caminar moderadamente durante un período prolongado son formas en las que puedes acelerar tu metabolismo.

Los investigadores han encontrado resultados positivos sobre el efecto de las caminatas en colinas sobre el aumento del metabolismo. Una revisión de 2005 de «Sports Medicine» afirma que caminar en colinas aumenta el metabolismo de las grasas para mantener los niveles de glucosa en sangre. Caminar en colinas también es eficaz para aumentar tu metabolismo cuando caminas a un ritmo de bajo a moderado durante un período prolongado.

Caminar con regularidad

Caminar varias veces por semana puede aumentar efectivamente tu tasa metabólica basal, que es la rapidez con la que funciona tu metabolismo cuando está descansando. El «Journal of the American Dietetic Association» encontró que las mujeres que caminaban nueve horas por semana experimentaron un porcentaje de grasa corporal más bajo y una tasa metabólica basal más alta. Los participantes del estudio que mantuvieron un estilo de vida sedentario, de una hora de caminata por semana, no experimentaron los mismos beneficios. Caminar a paso ligero durante cinco horas a la semana proporcionará beneficios metabólicos similares en menos tiempo debido al aumento del ritmo y la energía.


Para intensificar tu sesión de caminata, puedes atarte las muñecas con pesas o un chaleco de lastres. Otras prendas con peso, como las pesas en los tobillos, interrumpen la mecánica de tu marcha, mientras que las pesas en las manos pueden aumentar la presión arterial cuando se sujeta con fuerza. El American Council on Exercise recomienda que uses entre 1 y 3 libras para las muñecas y uses un chaleco con peso entre el 5 y el 10 por ciento de tu peso corporal.

Síndrome metabólico

El síndrome metabólico es el nombre de un grupo de factores de riesgo que aumentan tu riesgo de enfermedad cardíaca y otros problemas de salud, como diabetes y accidente cerebrovascular. El término «metabólico» se refiere a los procesos bioquímicos involucrados en el funcionamiento normal del cuerpo. Los factores de riesgo son rasgos, condiciones o hábitos que aumentan tus probabilidades de desarrollar una enfermedad. «Enfermedad cardíaca» se refiere a la enfermedad cardíaca isquémica, una afección en la que se acumula una sustancia cerosa llamada placa dentro de las arterias que suministran sangre al corazón. La placa endurece y estrecha las arterias, lo que reduce el flujo sanguíneo al músculo cardíaco. Esto puede provocar dolor en el pecho, un ataque cardíaco, daño cardíaco o incluso la muerte.

Factores de riesgo metabólico

Las cinco condiciones que se describen a continuación son factores de riesgo metabólico. Puedes tener cualquiera de estos factores de riesgo por sí solo, pero tienden a ocurrir juntos. Debes tener al menos tres factores de riesgo metabólico para ser diagnosticado con síndrome metabólico.

  • Una gran cintura : Esto también se llama obesidad abdominal o «tener forma de manzana». El exceso de grasa en el área del estómago es un factor de riesgo mayor de enfermedad cardíaca que el exceso de grasa en otras partes del cuerpo, como las caderas.
  • Un nivel alto de triglicéridos: Los triglicéridos son un tipo de grasa que se encuentra en la sangre.
  • Un nivel bajo de colesterol HDL : A veces, el HDL se denomina colesterol «bueno». Esto se debe a que ayuda a eliminar el colesterol de las arterias. Un nivel bajo de colesterol HDL aumenta su riesgo de enfermedad cardíaca.
  • Presión arterial alta : La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias cuando el corazón bombea sangre. Si esta presión aumenta y permanece alta con el tiempo, puede dañar tu corazón y provocar la acumulación de placa.
  • Nivel alto de azúcar en sangre en ayunas : El azúcar en sangre levemente alto puede ser un signo temprano de diabetes.

Tu riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes y accidente cerebrovascular aumenta con la cantidad de factores de riesgo metabólico que tengas. El riesgo de tener síndrome metabólico está estrechamente relacionado con el sobrepeso, la obesidad y la falta de actividad física. La resistencia a la insulina también puede aumentar tu riesgo de síndrome metabólico. La resistencia a la insulina es una condición en la que el cuerpo no puede usar tu insulina correctamente. La insulina es una hormona que ayuda a trasladar el azúcar en sangre a las células donde se utiliza como energía. La resistencia a la insulina puede provocar niveles altos de azúcar en sangre y está estrechamente relacionada con el sobrepeso y la obesidad. La genética (origen étnico y antecedentes familiares) y la edad avanzada son otros factores que pueden influir en la causa del síndrome metabólico.

Los 12 mayores beneficios de caminar para mejorar tu salud

Una de las formas más poderosas de mantener un peso saludable, mantenerse fuerte y vivir más tiempo es tan sorprendentemente simple que incluso un niño pequeño puede hacerlo. Todo lo que tienes que hacer es poner un pie delante del otro. La clave es caminar al menos 30 minutos al día. Y ya sea que decidas ponerte las zapatillas de deporte y caminar al trabajo, hacer pareja con un amigo o unirte a un club de excursionistas, las investigaciones muestran que caminar puede hacer de todo, desde bajar la presión arterial y reducir el riesgo de enfermedades crónicas hasta agudizar tu cerebro y tener un corazón más feliz.

Caminar es lo suficientemente simple como para que casi cualquier persona capacitada pueda hacerlo. Además, tiene enormes beneficios, desde apoyar un sistema inmunológico saludable hasta estimular tu metabolismo y fortalecer tus articulaciones, músculos y huesos, sin mencionar que es increíble para aliviar el estrés y disfrutar de un poco de tiempo para tí. Esto es lo que puedes esperar cuando comienzas a caminar durante solo media hora una vez al día.

  1. Caminar mejorará tu estado de ánimo
    Una copa de vino o un cuadrado (o tres) de chocolate amargo pueden suavizar el borde de un día difícil, pero salir a caminar es una estrategia sin calorías que ofrece el mismo beneficio. De hecho, las investigaciones muestran que solo 10 minutos de caminata pueden levantarle el ánimo. El efecto puede amplificarse aún más si da un paseo por la vegetación. Las investigaciones muestran que caminar con regularidad modifica tanto tu sistema nervioso que experimentarás una disminución de la ira y la hostilidad, especialmente cuando vas a dar un paseo por la vegetación o te sumerges en un poco de luz solar. Esto puede ser particularmente útil durante los meses más fríos, cuando la depresión estacional aumenta.
  1. Te ayudará a quemar calorías y mantener un peso saludable
    A medida que continúas caminando, puedes notar que tus pantalones comienzan a ajustarse más holgados alrededor de tu abdomen, incluso si el número en la báscula no se mueve mucho. Eso se debe a que caminar con regularidad puede ayudar a reducir la grasa abdominal y, como resultado, mejorar la respuesta de tu cuerpo a la insulina. Caminar diariamente aumenta el metabolismo al quemar calorías adicionales y al prevenir la pérdida de masa muscular, lo cual es particularmente importante a medida que envejecemos. También beneficia tu sistema cardiorrespiratorio.
  1. Caminar puede reducir el riesgo de enfermedades crónicas

La Asociación Estadounidense de Diabetes recomienda caminar para reducir los niveles de azúcar en sangre y tu riesgo general de diabetes. Algunas investigaciones incluso muestran que por cada 1,000 pasos diarios que das, podrías reducir stu presión arterial sistólica en 0.45 puntos. Eso significa que si registras 10,000 pasos diarios, es probable que tu presión arterial sistólica sea 2.25 puntos más baja que la de otra persona que camina solo 5,000 pasos diarios. Uno de los estudios más citados sobre caminar y salud, publicado en The New England Journal of Medicine, encontró que aquellos que caminaban lo suficiente para cumplir con las pautas de actividad física tenían un 30% menos de riesgo de eventos cardiovasculares (como ataque cardíaco o accidente cerebrovascular) en comparación con aquellos que no caminaba con regularidad.

  1. Puede ayudarte a vivir más tiempo
    ¡Seriamente! Y no se necesita mucho para obtener resultados. De hecho, un estudio encontró que las personas que hacían solo de 10 a 59 minutos de ejercicio moderado (como caminar a paso ligero) por semana tenían un 18% menos de riesgo de muerte durante el período de estudio en comparación con las que estaban inactivas. Otra investigación muestra que cuanto más rápido camina, más disminuye su riesgo. El beneficio puede provenir del ejercicio cardiorrespiratorio que proporciona caminar.
  1. Caminar aumenta la capacidad intelectual
    La investigación aquí está creciendo rápidamente. En un estudio, los escáneres cerebrales de personas que caminaron rápidamente durante una hora tres veces por semana mostraron que las áreas de toma de decisiones de sus cerebros funcionaban de manera más eficiente que las personas que asistieron a seminarios educativos. Otra investigación muestra que cuando los niños pasaban 20 minutos caminando en una cinta, su rendimiento en las pruebas académicas mejoraba. Los expertos creen que estos beneficios podrían deberse en parte al aumento del flujo sanguíneo al cerebro que se produce con el ejercicio.
  1. Puede ayudar a aliviar el dolor articular
    Al contrario de lo que podría pensar, golpear el pavimento puede ayudar a mejorar su rango de movimiento y movilidad porque caminar aumenta el flujo sanguíneo en las áreas tensas y ayuda a fortalecer los músculos que rodean las articulaciones. De hecho, las investigaciones muestran que caminar durante al menos 10 minutos al día, o aproximadamente una hora a la semana, puede evitar la discapacidad y el dolor de la artritis en los adultos mayores. Un estudio de 2019 en el American Journal of Preventive Medicine siguió a 1,564 adultos mayores de 49 con dolor en las articulaciones de la parte inferior del cuerpo. Los participantes que caminaron durante una hora a la semana tenían más probabilidades de permanecer sin discapacidad cuatro años después.
  1. Caminar puede incluso retrasar la aparición de varices
    A medida que envejeces aumenta el riesgo de tener venas varicosas. Sin embargo, caminar es una forma comprobada de evitar que se desarrollen. El sistema venoso incluye una sección circulatoria conocida como ‘el segundo corazón’, que está formado por músculos, venas y válvulas ubicadas en nuestra pantorrilla y pie. Este sistema trabaja para empujar la sangre de regreso al corazón y los pulmones, y caminar fortalece este sistema circulatorio secundario al fortalecer y preservar el músculo de la pierna, lo que aumenta el flujo sanguíneo saludable. Si ya sufre de venas varicosas, caminar diariamente puede ayudar a aliviar la hinchazón y la inquietud relacionadas en tus piernas. Además, si estás genéticamente predispuesto a tener venas varicosas y / o arañas vasculares, caminar todos los días puede ayudar a retrasar la aparición.
  1. Puede estimular tu sistema digestivo
    Si actualmente elogias al café por mantener fuerte tu sistema digestivo, prepárate para comenzar a agradecer tu caminata matutina. Eso se debe a que una rutina de caminata regular puede mejorar en gran medida tus evacuaciones intestinales. Una de las primeras cosas que debe hacer un paciente de cirugía abdominal es caminar porque utiliza los músculos centrales y abdominales, lo que fomenta el movimiento en nuestro sistema gastrointestinal.
  1. Caminar mejora la creatividad
    Ya sea que te sienta satrapado en el trabajo o que hayas estado buscando una solución a un problema complicado, la investigación muestra que es una buena idea ponerse en movimiento: según un estudio de 2014 en el Journal of Experimental Psychology, Learning, Memory, and Cognition , salir a caminar puede despertar la creatividad. Los investigadores administraron pruebas de pensamiento creativo a los sujetos mientras estaban sentados y mientras caminaban y descubrieron que los caminantes pensaban de manera más creativa que los sentados.
  1. Puede mejorar tu sueño
    Si haces ejercicio con regularidad dormirás mejor por la noche. Un estudio de 2019 de Sleep encontró que las mujeres posmenopáusicas que realizan actividad física de intensidad leve a moderada duermen mejor por la noche que las sedentarias. Caminar también ayuda a reducir el dolor y el estrés que pueden provocar alteraciones del sueño.
  1. Caminar reactivará tu sistema inmunológico
    En estos días, todos buscamos formas de mejorar nuestra inmunidad y caminar parece ser una estrategia inteligente. Las investigaciones muestran que el ejercicio de intensidad moderada, y caminar en particular, refuerza nuestro sistema inmunológico. Aumenta la cantidad de células inmunitarias que atacan a los patógenos en nuestro cuerpo, lo que reduce nuestro riesgo de enfermar gravemente a causa de enfermedades infecciosas. No solo eso, si se enferma, la investigación ha encontrado que las personas que caminan más pasan menos tiempo en el hospital.
  1. Otras metas parecerán más alcanzables cuando tines una rutina de caminata
    Cuando te conviertas en un caminante regular, habrás establecido una rutina regular, y cuando tengas una rutina, es más probable que continúes con la actividad y adoptes nuevos comportamientos saludables. Caminar con regularidad puede ayudarte a lograr otros objetivos que te propongas.

Lo bueno no siempre es lo mas caro, las mejores cosas de la vida son gratis

Como ves son innumerabes los beneficios para ponerse las zapatillas y echarse a andar. Tengas la edad que tengas nunca es tarde y como acabas de leer, la dicha es buena. Dale una oportunidad, comienza por hacerlo un mes, todos los días. Solo o acompañado. Genera el hábito y te enorgulleceras toda tu vida. Tu organismo te lo agradecerá y será una gran papeleta para vivir 100 años. Cosa que todos queremos. No olvides que eres tu mejor activo y que no debes escatimar en tu salud. Asi que lo dicho, no lo dudes y échate a andar.

Recuerda que

¿Qué tan útil fue el artículo?

Haz clic en una estrella y califícalo

Calificación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

Nadie ha votado! Sé el primero en hacerlo.

Suscríbete a nuestro Newsletter

Si quieres recibir nuestros estudios, avances, desarrollos, trucos y secretos para auto-conocerte y potenciarte, suscríbete a nuestro newsletter. Solo te enviamos contenidos de calidad y las ofertas más interesantes por pertenecer a nuestra gran familia.

¡Comparte este artículo con tus amigos!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.